Un tesoro por descubrir

Bienvenidos a este enclave levantado a 600 metros de altitud, en medio de la campiña cordobesa,constituyendo un privilegiadoobservatorio de cuanto le rodea. Se trata de un lugar accesible, cruce de caminos en torno a un valle del que se elevan suaves lomas de fértiles suelosy donde el agua ha asegurado los asentamientos humanos a lo largode siglos. Torreparedones es una evidencia clara de ello, al ser testigo de la vida humana a lo largo de más de tres mil años.

UN VIAJE EN EL TIEMPO

Disfruta mientras caminas

El recorrido interpretativo en el Parque Arqueológico de Torreparedones sigue un sendero al aire libre, cuya longitud se aproxima a los dos kilómetros.

SIGLOS DE HISTORIA AL ALCANCE DE TODOS:

Torreparedones

Situada en la provincia de Córdoba, la Cueva del Yeso se encuentra a 8 kilómetros de Baena, en su término municipal, concretamente en el paraje del “Puente de la Maturra”.

UN VIAJE EN EL TIEMPO

Historia

Ya en el siglo XIII tras la conquista de Córdoba por los cristianos, el lugar fue conocido como “Castro el Viejo”,conforme a la existencia en el lugar de restos antiguos y medievales islámicos. Durante el siglo XVII el lugar era conocido como Torre de las Vírgenes, modo en que fue y continúa siendo nombrado el cortijo allí existente. El motivo no fue otro que el levantamiento de una ermita en el siglo XVII consagrada a las santas mozárabes Nunilo y Alodia a las que se supuso, parece que sin demasiado fundamento, martirizadas en este paraje.

Del mismo modo en el siglo XVIII fue identificado erróneamente como el municipio de Castrum Priscum, debido a una incorrecta interpretación de una inscripción honorífica procedente de Ipsca. En el siglo XIX, Aureliano Fernández Guerra y otros investigadores, identificaron el enclave como Ituci Virtus Iulia, colonia inmune citada por Plinio. Las recientes excavaciones llevadas a cabo en el centro monumental de la ciudad romana así como lo aportado por los restos epigráficos y escultóricos hallados parecen, en opinión del arqueólogo José Antonio Morena, confirmar que estamos en esa ciudad romana adscrita por Plinio al conventus astigitanus. Un veredicto que ha sido recientemente confirmado por relevantes arqueólogos como Martín Almagro–Gorbea o Jorge Maier.

 

Cuando a inicios del siglo XX se cartografía la zona, este enclave aparece llamado como Torreparedones, derivado posiblemente de una elevación próxima, Torre de Padrones, que ya fuera mencionada por Fernández Guerra. La larga historia de ocupación humana en el lugar que actualmente conocemos como Torreparedones, ha dado pie a que haya sido llamada de diferentes modos en ese tiempo, habiendo dudas acerca de lo acertado de haberle asignado tal o cual denominación.

VISITANDO TORREPAREDONES

La fuente de la Romana

El agua es soporte de civilización y vida. Los manantiales tuvieron una relación estrecha con el desarrollo de distintas formas de religiosidad desde Cerdeña a la cultura bereber o la etrusca con las que se emparentaba la práctica religiosa íbera, muchas veces expresada por medio de la asociación betilo–árbol–fuente.

VISITANDO TORREPAREDONES

La muralla

El oppidum o poblado ibérico acabó desde el siglo V a.C. con las viejas formas de aldea del Neolítico y concentró a la población en recintos fortificados con un nuevo urbanismo y orden político en torno a héroes aristocráticos locales.

VISITANDO TORREPAREDONES

La puerta oriental

Fue objeto de estudio en 1990 por los equipos de investigación de la Universidad Complutensey la de Oxford, quienes documentaron la torre sur, adivinando el paso de entrada y la esquina SE. La campaña de excavación de 2006–2007 excavó el conjunto de la puerta, despejando el paso de entrada y poniendo al descubierto latorre N.

VISITANDO TORREPAREDONES

El santuario ibérico

La presencia del santuario y del culto betílico asociado al mismo, junto a una extraordinaria colección de exvotos en piedra, configuranuno de los elementos de mayor singularidad del Parque Arqueológico de Torreparedones y de la cultura ibérica en la península.

RESTOS DE HISTORIA

La ciudad romana

La calidad, magnitud y singularidad de algunos de los hallazgos habidos en la excavación del espacio público de la que fuera colonia romana, confirman la importancia de la ciudad y permiten revivir la cultura de aquella civilización que tan profunda huella dejó en el área mediterránea.

Se trata del espacio que mejor documenta y testimonia la importancia de la ciudad romana que se localizó en Torreparedones. Su existencia tuvo dos momentos destacados. De una parte durante su construcción en época augústea, y por otra, en un proceso de reforma acontecido en época julio–claudia que afectó también a otros edificios situados alrededor

RESTOS DE HISTORIA

El foro

CONÓCELO MÁS A FONDO

Descarga la guía de Torreparedones

Información turística

AOVE Tours
Calle Fundidores, 4 / 91 648 29 67